En pleno COVID, el condado de L.A. se esfuerza para ayudar a las personas que tienen hambre

by | Mar 3, 2021 | Covid-19 Spanish, Spanish Translations

Clockwise from top left: Elizabeth Cervantes, Director of Agency Relations and Product Acquisitions, Los Angeles Regional Food Bank; Eloisa Gonzalez, MD, MPH, Director of Integrative Medicine at the Wellness Center at LAC+USC Historic General Hospital, spokesperson for the COVID-19 vaccine for Spanish-language media; Abraham Gomez, CalFresh Program Manager, LA County Dept of Public Social Services; Gary Gero, Director of Los Angeles County’s Emergency Food Security Branch.

“No se puede luchar contra una pandemia con el estómago vacío”

Por Mark Hedin, Ethnic Media Services

Los funcionarios del condado de Los Angeles muestran un cauto optimismo en la batalla contra COVID-19, pero de todos modos hacen una advertencia: La gente debe seguir alerta y tomar precauciones mientras se amplían los programas de asistencia y vacunación para luchar contra la pandemia.

“Seguimos avanzando en la reducción del promedio de nuevos casos diarios”, dijo la Dra. Eloisa González, directora de medicina integrativa del Centro de Bienestar del Hospital General Histórico en una rueda de prensa el 25 de febrero.

Esa reducción de casos ha permitido que algunas escuelas puedan empezar a reabrir, lo cual también resulta en que sea posible que un mayor número de adultos vuelvan a trabajar, dijo González.

“Pero los números siguen siendo elevados”, advirtió.

A pesar del aumento de la producción y distribución de vacunas y del desarrollo de nuevas vacunas, las desigualdades continúan con respecto a quiénes las reciben, dijo González.

Casi el 48% de los ancianos blancos y el 45% de los asiático-americanos elegibles para ser vacunados ya han recibido al menos una dosis, informó. Pero entre los indios americanos y los nativos de Alaska, esa cifra se reduce al 38.4%. Entre las comunidades latinas, es del 34.3% y en la comunidad afroamericana, es del 28.9%.

González dijo que, para hacer frente a las desigualdades, el condado está trabajando con grupos de la comunidad para registrar a las personas para que reciban sus vacunas y se ha creado nuevos sitios de vacunación, agregando centros de vacunación a los más de 400 que ya existen.

Las tres personas que hicieron su presentación después de la Dra. González tocaron el tema del otro gran reto que enfrenta el condado de Los Angeles en la continua crisis del COVID: la inseguridad alimentaria provocada por la crisis económica.

Gary Gero, director de la Subdivisión de Seguridad Alimentaria de Emergencia del condado, dijo que en este condado de 10 millones de habitantes, 1 de cada 3 afirma haber tenido dificultades en el último año para conseguir suficientes alimentos para alimentarse a sí mismos y a sus familias.

Estos números son peores en las comunidades étnicas. Entre los latinos de 18 a 40 años, con hijos y sin título universitario, por ejemplo, el 45% sufre inseguridad alimentaria.

“No se puede luchar contra una pandemia con el estómago vacío”, dijo Gero. “Estamos absolutamente comprometidos a poner comida en las mesas de nuestros residentes más vulnerables”.

Resaltó el programa de nutrición WIC (Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños) del Departamento de Agricultura de EE.UU., que ayuda al ofrecer comida para bebés y alimentos básicos (https://tinyurl.com/WICchoices)
y está disponible para todos, independientemente de la ciudadanía o el estatus migratorio.

Puede solicitar el WIC aquí: https://tinyurl.com/getWIC.
(En la página web, seleccione la sección “En Español” o el idioma “Spanish” para ver una traducción automática)

(Enlaces en español: https://www.cdph.ca.gov/Programs/OPA/Pages/CDPHespanol.aspx)
Guía de compras:
https://www.cdph.ca.gov/Programs/CFH/DWICSN/CDPH%20Document%20Library/WICFoods/ShoppingGuide-SP-ADA-4.19%20rev%205.19%20FINAL.pdf
Fórmula para bebés:
https://www.cdph.ca.gov/Programs/CFH/DWICSN/CDPH%20Document%20Library/WICFoods/FormulaFlyerSp.PDF)

Además, dijo Gero, la junta de supervisores del condado ha asignado $135 millones de dólares de los fondos de la ley CARES del Condado para brindar ayuda alimentaria, y se está asociando con los Bancos Regionales de Alimentos de Los Angeles, el distrito escolar y las organizaciones comunitarias para hacer más al respecto.

La nueva distribución por medio del recojo de alimentos al pasar con su auto está ayudando a compensar el problema de muchos bancos de alimentos y despensas que han tenido que cerrar porque su espacio era demasiado pequeño o tenían muy pocos voluntarios para continuar en medio de las preocupaciones de seguridad relacionadas con el COVID. Las fechas y los lugares se publican en: (https://tinyurl.com/LAdriveupfoodbox)
(En la página web, seleccione el idioma “Spanish” para ver una traducción automática)

Los puntos de recojo de alimentos se establecen según los lugares donde la necesidad parece ser mayor en el condado, dijo Gero. Hasta ahora, se han distribuido 9 millones de libras de alimentos en paquetes de 50 libras (23 kilos) que se ponen en los maleteros de los autos en esos lugares. Los bancos de alimentos y los sitios de distribución no tienen requisitos de elegibilidad y, al igual que el programa WIC, están disponibles para cualquier persona.

Se pueden encontrar otros sitios para obtener alimentos y suministros visitando el sitio web del condado: https://covid19.lacounty.gov/food/ o llamando al 2-1-1.
(En la página web, seleccione el idioma “Spanish” para ver una traducción automática)

Abraham Gómez, gerente del programa CalFresh del Departamento de Servicios Sociales del condado, observó un aumento del 179% en las solicitudes de los llamados “cupones de alimentos” entre abril de 2019 y abril de 2020, después de la orden de quedarse en casa (shelter-in-place).

CalFresh, conocido en su versión federal como SNAP (Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria), tiene requisitos de elegibilidad, pero las personas que no son ciudadanas pueden solicitar los servicios en nombre de los niños nacidos en Estados Unidos. El condado estima que hay 400,000 hogares elegibles que no han solicitado esta ayuda, dijo.

“Tenemos que aumentar la participación (https://www.getcalfresh.org/?new_locale=es) y el conocimiento (sobre este servicio)”, dijo Gómez. “Las cosas van a mejorar”.

La última presentadora de la rueda de prensa, Elizabeth Cervantes, veterana que ha trabajado 19 años en el Banco Regional de Alimentos de Los Angeles, dijo que las nuevas asociaciones con el condado y el distrito escolar de Los Angeles han ayudado a satisfacer un aumento del 145% en la demanda de alimentos básicos, como cereales, arroz, frijoles, sopa y mantequilla de maní, en comparación con los niveles anteriores a la pandemia.

Pero ahora atiende a “familias que nunca pensaron que necesitarían ayuda: trabajadores recientemente desempleados o que han sido cesados de sus empleos y que realmente no pensaron que alguna vez estarían en esta situación, y son de todos los grupos étnicos, pero la gran mayoría son de comunidades étnicas”.

González dio inicio al panel con noticias prometedoras: El número de nuevos casos diarios de COVID se ha reducido a una décima parte de lo que era a principios de enero.

“No nos faltan héroes aquí en el condado de Los Angeles”, dijo, pero advirtió: “Este significativo descenso no ha sido un milagro: refleja las acciones y decisiones continuas de millones de personas”.

Gero estuvo de acuerdo y añadió: “Mantengámonos atentos”. Y también dijo que el cambio “no va a ser tan simple como quien prende un interruptor de luz”.

Translated by Oscar Arteta

Mark Hedin

Mark Hedin

Reporter

Mark Hedin is a reporter for Ethnic Media Services. He has previously written for the Oakland Tribune, the Central City Extra, the San Francisco Chronicle, El Mensajero, the San Francisco Examiner and other papers.

Archives

Categories