spot_img
HomeSpanish"Tristeza, delusión, ira" -- Oaxaqueños indígenas luchan por identidad, representación

“Tristeza, delusión, ira” — Oaxaqueños indígenas luchan por identidad, representación

Read the English version

Un artículo reciente en el diario en español La Opinión enfureció a los mixtecos y otros oaxaqueños indígenas en la zona de Los Ángeles. Llegando en medio de la continua tormenta a partir de los comentarios racistas hechos por los líderes latinos más prominentes de la ciudad — comentarios que desprestigiaron a residentes indígenas y afroamericanos — el artículo describió la reacción contra el Concejal Municipal Kevin de León, uno de los líderes oído en el audio filtrado, como un “linchamiento” político. Éste es un término problemático para las comunidades indígenas así como para las afroamericanas, dice Arcenio López, director del Proyecto Organizativo de Comunidades Mixtecas/Indígenas (MICOP por sus siglas en inglés) en el condado de Ventura. López ha pasado dos décadas trabajando para promover la participación cívica entre oaxaqueños indígenas y dice que los comentarios fueron un golpe duro a ese esfuerzo.

¿Cuál fue su respuesta cuando se divulgó el audio filtrado?

Al principio pensé que era un chiste… como los memes en redes sociales que la gente publica para obtener seguidores. Quise creer que ése era el caso, pero después me contacté con líderes indígenas en Los Ángeles, y ellos confirmaron que era real. A partir de ese momento, sentí todo tipo de emociones: tristeza, desilusión, ira. Sentí que nos habían mandado hacía atrás, después de tanto trabajo que hicimos para avanzar uno, dos, tres pasos. Con esto retrocedimos millas. Así lo sentí.

El incidente se ha convertido en noticia nacional desde entonces. ¿Siente que las voces indígenas están siendo reflejadas en la cobertura?

Pienso que no demasiado… tiene que haber más. La gente está escuchando la palabra oaxaqueño e indígena, a veces por vez primera, sin ningún trasfondo sobre quiénes son estas personas. Eso es lo que está faltando. No nos están dando la oportunidad o el espacio para expresar quiénes somos de veras. No simplemente llegamos aquí… hemos estado en este continente durante miles de años, y ésta probablemente sea la primera vez que algunos nos han oído. Entonces puede que la gente esté confundida sobre por qué este tema es tan crítico y delicado dentro de lo que se denomina la comunidad latina/hispana.

Arcenio López, director del Mixteco/Indigena Community Organizing Project (MICOP) en el condado de Ventura.

¿Cuál es su relación con el término “latino”? ¿Se identifica como latino?

No, no me identifico como latino o hispano. He sido obligado a identificarme como latino en formularios legales o documentos gubernamentales, pero ahora marco la casilla “otro” y escribo mixteco. Hicieron falta 20 años de trabajo personal y reflexión para llegar a este punto de acoger mi identidad indígena, de sentirme orgulloso y no temeroso o avergonzado por ser una persona indígena. Si me hubieran conocido hace 20 años, jamás decía que soy indígena. Decía que soy mexicano. Pero ahora acojo mi identidad indígena porque sé cuan importante es.

¿La generación de mixtecos y otros grupos indígenas de hoy enfrentan esa misma dificultad?

Hay un gran porcentaje de nuestra población que todavía marca “latino” en formularios oficiales, por varias razones. Algunos lo hacen porque hace que sea más fácil navegar el sistema. Hacemos mucho trabajo con los distritos escolares locales en temas como el acceso lingüístico. Muchos padres mixtecos no hablan ni español ni inglés… y aun así los distritos tardaron años en modificar sus formularios de ingreso para incluir mixteco o zapoteco. Cuando por fin lo hicieron, empezamos a educar a la comunidad, animándole a la gente a marcar la casilla “mixteco”. Pero los padres nos dijeron que se tarda muchísimo tiempo en acceder a servicios cuando marcan “mixteco” porque tienen que coordinar intérpretes, así que muchos marcan “latino” para que el proceso avance más rápidamente.

En días recientes, los medios en español salieron a defender a De León, presentando un argumento de la necesidad de más — no menos — representación latina en Los Ángeles. ¿Cuál es su respuesta?

Estuvimos en desacuerdo con el artículo publicado en La Opinión, porque nos pareció que trataba enteramente sobre proteger su reputación, sobre darle un pase. La voz de la víctima no fue incluida… era más la voz del perpetrador. El titular también uso el término “linchamiento”, el cual tiene una historia problemática con la gente indígena y los afroamericanos.

El otro día De León estuvo en Telemundo y Univisión, insistiendo que no renunciará. Es como que estos medios ahora se están uniendo a la campaña para defenderlo. Mucho de esto está relacionado con los medios en español en general, los cuales excluyen a la gente indígena… Uno no ve a gente que se ve como yo en estos medios, y cuando sí se ve, a menudo las historias son condescendientes. 

¿Pero qué de la cuestión de representación? ¿Dónde entran en esa discusión las comunidades indígenas como los mixtecos?

No puedo hablar sobre Los Ángeles porque no vivo ahí, pero como una persona indígena en California, puedo decir que este escándalo entero ha reafirmado lo que tememos, y es que los candidatos que hacen campaña diciendo que nos representan… no nos representan. Sólo están moviendo la boca al decir que les importamos. Pero no les importan nuestros temas, y no están dispuestos a defendernos.

Creo que queda claro que hay más trabajo que debemos hacer para fomentar el poder político de las comunidades indígenas. Y confío que hay individuos de las comunidades indígenas y afroamericanas que pueden llenar estos escaños en el concejo municipal. Ésa sería una parte clave del proceso de sanación. Pero me pregunto si otros latinos permitirían que una persona indígena se postule para un puesto político o si apoyarían a esa persona.

¿Cuáles son las plataformas o medios que usan las comunidades mixtecas y de otros grupos indígenas para hacer oír su voz?

Eso es algo hacia lo cual debemos trabajar. Las redes sociales, Facebook y YouTube, son populares. Pero nuestro sistema todavía es principalmente

de boca en boca, por la comunidad y por nuestras conexiones. Cada uno de nuestros pueblos tiene su propio comité, como asociaciones de ciudades natales, y así nos organizamos. En MICOP hacemos mucha participación cívica, animando a gente que es ciudadana a votar y educándola sobre el proceso electoral, por ejemplo. Con este escándalo, me preocupa el daño hecho a ese esfuerzo. Me preocupa que desanimará a la gente indígena de querer estar más involucrada y hacer oír su voz. El clima político actual hace que el esfuerzo para motivar a la gente sea mucho más difícil.

¿Cómo ve a la comunidad avanzando desde este punto?

Requiere tiempo y el tiempo es nuestro mejor amigo, pero debe ser intencional. Cuando más acogemos nuestra identidad, más seguimos luchando y pasándole nuestro idioma a las generaciones nuevas… esto es poderoso. La clave es que cada cultura aprenda a estar orgullosa, y luego esté dispuesta a compartir, y a recibir. Cuando movilizamos a gente y comunidades en torno a estos valores, fortalecemos nuestro mundo. Lo que pasó en Los Ángeles es exactamente lo opuesto a eso.

Media Briefings

spot_img

Random Flow