Votantes latinos en el extranjero se movilizan para las elecciones presidenciales

by | Oct 30, 2020 | Spanish Translations

Por Katarina Machmer, Ethnic Media Services

Nota del editor: Los votantes latinos constituyen un estimado del 10% de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero. Allí, muchos apoyan activamente al partido Demócrata, informa Katarina Machmer, quien cubre los temas de inmigración en Europa para EMS.

BERLÍN – Las mismas preocupaciones que podrían animar a los votantes latinos a emitir un voto este noviembre están movilizando a sus compatriotas en el extranjero, dicen expatriados latinos entrevistados en Europa.

“No hemos visto tantos votantes registrándose por un tiempo bastante largo”, dice David Coronado, latino expatriado originalmente de Texas. Coronado, que ahora vive en Madrid, es el coordinador de medios sociales de Democrats Abroad (DA), el parte oficial del partido Demócrata para estadounidenses viviendo en el extranjero. El objetivo de DA es proporcionar a los expatriados una voz democrática en el gobierno de los Estados Unidos y, movilizando su voto, elegir a candidatos demócratas.

Coronado dice que DA está esperando al menos medio millón de votos en el extranjero en estas elecciones, la mayoría de demócratas.
“Líderes políticos envían señales y forman una cultura. Actualmente, la comunidad latina en Estados Unidos y en el extranjero recibe la señal de que no está valorada”, explica Coronado.

Los expatriados normalmente votan vía correo o, si el estado en el que están registrados lo permite, vía email o telefax.

Se estima que los votantes latinos constituyen más del 10 por ciento de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero, dice Amerika Garcia Grewal, presidente del DA Hispanic Caucus, que aboga por temas que afectan a la comunidad hispana global. No se sabe cuántos expatriados latinos votan por los demócratas, pero en Europa muchos se inclinan hacia el partido demócrata y lo apoyan mediante su activismo, aún si no pueden votar.

En parte esto es porque Democrats Abroad está más establecida que su contraparte, Republicans Overseas. Democrats Abroad envía delegados a la Convención Nacional Demócrata mientras que Republicans Overseas no pertenece al partido republicano estadounidense, así que no puede participar en su convención nacional. Además, Republicans Overseas, al contrario de Democrats Abroad, no tiene un Cacus Hispano que ayude a expatriados latinos a votar o a convertirse en activistas. En España, donde viven muchos expatriados latinos, Republicans Overseas solamente tiene una sede mientras que Democrats Abroad tiene cuatro. Alemania y otros países europeos no cuentan con tantos expatriados latinos. No obstante, son el hogar de votantes y activistas latinos demócratas.

Onélica Andrade, quien se mudó de California a Bélgica en 2016, fue una de los siete delegados latinos elegidos por Democrats Abroad para participar en la Convención Nacional Demócrata de este año, la cual tuvo lugar remotamente. Dice que los latinos que ha encontrado durante su trabajo para Democrats Abroad activamente intentan reclutar a votantes estadounidenses.

“Aunque la comunidad latina de Bélgica no es grande, estamos muy comprometidos”, explica Andrade. “Quizás no vamos a animar a tantos latinos a votar porque no hay muchos aquí, pero animamos a otros estadounidenses”.

Monsy Hernández, activista proinmigrante, también cree en el efecto dominó que tiene el activismo político: “He notado una diferencia en la gente con las que hablé, también en mis amigos de Estados Unidos”.

Hernández lucha por la comunidad latina desde que tenía 18 años. Nacida en Ciudad de México, vivió indocumentada en Carolina de Sur por 15 años. En 2017, por las medidas restrictivas del estado afectando a inmigrantes y DREAMers, se auto-deportó a Alemania con su marido que antes había estudiado allí.

“La posibilidad de sobrevivir y al mismo tiempo tener éxito era inalcanzable para mí en Carolina del Sur y todo Estados Unidos cuando Trump asumió el mando”, explica Hernández. Como no era capaz de obtener la ciudadanía de Estados Unidos y por eso no pudo convertirse en miembro oficial de Democrats Abroad, está trabajando por el Cacus Hispano de DA como miembro no oficial desde hace dos años.

“No importa si estás viviendo en Estados Unidos, Europa o América Latina, todos pertenecemos a la comunidad latina”, dice Hernández. “Y no podemos dejar a nuestra comunidad sufrir en un país que debe mucha de su prosperidad a nuestro trabajo”.

Onélica Andrade piensa lo mismo. Añade que Estados Unidos tiene un papel importante en las políticas internacionales. “Tenemos niños en centros de detención, y el mundo nos observa. Estamos normalizando actos criminales.”

Para Daniel García, expatriado latino de California, la inmigración también es uno de los asuntos más importantes para la comunidad latina internacional.

“La experiencia de migración es lo que une la comunidad latina en el ámbito global”, dice García, director editorial y de medios sociales de Democrats Abroad en Alicante, España, y fundador de la campaña Our Voices, Our Future, que se dirige a jóvenes votantes expatriados. “En Estados Unidos, necesitamos a una reforma de inmigración, y me apasiona luchar por lo mismo desde Europa”.

Trabajando con David Coronado, García crea anuncios titulados: “Why I vote” (“Por qué voto”) para medios sociales. Cuentan las historias de expatriados que votan demócrata desde el extranjero para animar a otros a votar.

Además, la reforma migratoria, la educación accesible y la atención médica universal están en juego en la elección presidencial de 2020; no solamente para la comunidad latina, sino también para “todos los que están perdiendo algo”, dice David Coronado. En España, la atención médica universal es una experiencia totalmente nueva para él: “El hecho que no tengo que preocuparme por los gastos para irme al médico me da tanta paz mental y me hace sentir apasionado por una reforma de la atención médica en Estados Unidos”.

Monsy Hernández tuvo una experiencia similar cuando llegó a Alemania. Una doctora que visitó no se creyó que Hernández había sido incapaz de obtener un seguro médico o atención médica durante los 15 años que había vivido en Estados Unidos. En su barrio, que era afectado por el fenómeno de redlining, una visita al médico habría estado literal y financieramente fuera de su alcance. La educación superior también era inaccesible.

“Aquí en Alemania, tomo clases de alemán porque puedo pagarlas”, dice Hernández. “Me parece una locura, pero no tendría que estar perpleja por estas circunstancias”. En cambio, Hernández anima a la comunidad latina internacional a seguir luchando por salarios justos y acceso a atención médica tanto como a la educación superior.

Onélica Andrade espera que estos temas unirán a los votantes latinos en todo el mundo para elegir a Biden como presidente de Estados Unidos: “el candidato correcto”, dice ella, que ayudará al país a asegurar reformas necesarias. No obstante, todavía habrá que hacer más: después de la elección de Biden, los miembros de la comunidad deben continuar con su activismo político para obligar a los líderes políticos a ser responsables por sus agendas e, igualmente importante, animarlos a escuchar los intereses y preocupaciones de las comunidades minoritarias.

Archives

Categories