Omicron y un sistema de salud colapsado: así cierra COVID el 2021

by | Dec 22, 2021 | Covid-19 Spanish, Spanish Translations

From left to right: Dr. Ben Neuman, Chief Virologist, Global Health Research Complex, Texas A&M University; Dr. Dali Fan, Clinical Professor, UC Davis Health Science: Dr. Tung Nguyen, Stephen J. McPhee, MD Endowed Chair, General Internal Medicine, UC San Francisco; Peter Maybarduk, Director, Public Citizen’s Access to Medicines Group; Dr. Roshni Mathew, Clinical Assistant Professor, Stanford Children’s Health

Más de 5.3 millones de personas han muerto en el mundo a causa del virus.

Por: Jenny Manrique

A casi dos años del inicio de la pandemia COVID-19, 270 millones de personas se han contagiado del virus y 5.3 millones han muerto. Los casos en Estados Unidos superan los 50 millones, mientras más de 800.000 estadounidenses han perdido la vida. Mientras el planeta lidia con la letal variante Delta, nuevos desafíos aparecen con la llegada de Omicron, una cepa aún más contagiosa sobre la que aún se desconoce el nivel de protección que brindan las vacunas.

Expertos convocados por Ethnic Media Services insisten que la única salida de esta pandemia es la vacunación con refuerzos, el uso de máscaras y el testeo permanente. Ven con preocupación el colapso del sistema de salud y la falta de equidad en el acceso a las vacunas.

“Nuestro sistema de salud ha estado al borde del colapso varias veces durante esta pandemia y está muy mal equipado para hacer frente a esta ola”, dijo el Dr. Tung Nguyen, profesor de medicina en la Universidad de California en San Francisco. “Muchos de mis colegas están abandonando el sistema de atención médica y los que se quedan están agotados y deprimidos… esto nos importa a todos”.

La nueva ola de Omicron ya representa 120,000 casos al día, un aumento del 40% con respecto a las últimas dos semanas y 68,000 hospitalizaciones, 21% más que en los últimos 15 días. La proyección es de 200,000 casos al día en los meses venideros.

Si bien a la fecha el 61% de la población está completamente vacunada, “la mala noticia es que la eficacia de las dos dosis de las vacunas Moderna o Pfizer se reduce significativamente contra la variante Omicron… así que ahora tenemos que evaluar las tasas de refuerzo”, dijo Nguyen.

Solo el 31% de las personas mayores de 18 años han recibido refuerzos, mientras esa tasa es del 53% para las personas mayores de 65 años.

El 23% de los casos de COVID en Estados Unidos han sucedido en personas menores de 18 años, aunque las hospitalizaciones y muertes entre esta población son muy raras, dijo por su parte Roshni Mathew, co-directora médica de prevención y control de infecciones en Stanford Children’s Health. Aproximadamente solo el 1% de los siete millones de casos pediátricos de COVID han requerido hospitalizaciones y alrededor de 660 pacientes pediátricos han muerto por el coronavirus.

“Habiendo visto lo que puede hacer COVID a menudo en los niños (el llamado síndrome inflamatorio multisistémico en niños o MISC), creo que no vacunarse es un riesgo que no vale la pena correr”, agregó Mathew.

De acuerdo al Dr. Ben Neuman, virólogo jefe del complejo de investigación en salud global de la Universidad A&M de Texas, los científicos están rastreando cuatro sublinajes de la variante Omicron que aparentemente crece a un ritmo mayor que la variante Delta.

Neuman dijo que si bien no es posible que necesitemos un refuerzo para cada variante, Omicron “se adhiere a las celdas de manera diferente” por lo que sería prudente tener una protección adicional. Y recomendó prudencia con el término “completamente vacunados”, porque “ningún científico puede decirle cuántas dosis le proporcionarán inmunidad de por vida, y eso puede dar una falsa sensación de seguridad”.

El Dr. Dali Fan, profesor clínico de Davis Health Science en la Universidad de California sostuvo que persisten los desafíos con los no vacunados.

“La naturaleza humana busca certeza y seguridad pero desafortunadamente, la ciencia de la vacunación no te da un 100% de certeza. Eso abre muchas puertas a la desinformación”. Fan reconoce que son muchos los mitos y mentiras que circulan en las redes sociales fomentando el miedo a la vacuna. Pero también hay hechos sobre los que la comunidad científica aún no tiene respuesta. ”¿Cuáles son las consecuencias de la vacunación en 20 años? No lo sabemos. Así que tenemos que escuchar (las inquietudes de la gente). A veces discutir con ellos es contraproducente”, observó.

A nivel mundial se estima que más del 50% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna, pero en algunos lugares del tercer mundo como el África subsahariana, esta cifra está en un solo dígito. “Es el resultado de un régimen que considero que es el apartheid de las vacunas”, dijo Peter Maybarduk, director del grupo Acceso Ciudadano Público a Medicamentos. “Es una perfecta inequidad sistémica intencionada, no solo de dosis pero también de consumibles y materias primas por parte de los países ricos y más poderosos que han frenado la producción global (de vacunas)”.

Aunque COVAX, la iniciativa global de equidad en vacunas de la OMS tenía un objetivo de entregar 2 mil millones de dosis a países de ingresos bajos y medianos para fines de 2021, ese número apenas llegará a las 800 mil dosis.

“Los países pobres tienen más probabilidades de recibir vacunas deficientes, algo que tendrá consecuencias más graves a medida que nos adentramos en la pandemia”, dijo Maybarduk. “Esto subraya la necesidad de equipar capacidades adaptables a nivel mundial que puedan producir la fabricación de vacunas a gran escala, que se puedan adaptar a variantes más rápidamente”.

Archives

Categories