spot_img
HomeSpanishQué significa la inclusión para todos: California adopta un Plan Maestro para...

Qué significa la inclusión para todos: California adopta un Plan Maestro para las personas mayores

English

SACRAMENTO, California – La conferencia sobre el Plan Maestro para el Envejecimiento en California, a ser llevado a cabo durante los próximos 10 años, duró todo un día y empezó con un grupo de defensores de los derechos de las personas con discapacidades y adultos mayores, que cantaron y aplaudieron al compás de la canción “Happy” de Pharrell Williams mientras marchaban y daban vueltas con sus sillas de ruedas por el auditorio.

“Hoy es un un gran día para nuestro movimiento por un envejecimiento saludable”, dijo Susan DeMarois, directora del Departamento de Envejecimiento de California, que organizó el evento del 20 de septiembre 2022, al que se llamó “Día de Acción de CA para Todas las Edades y Habilidades”.

El auditorio estuvo lleno de representantes de varias agencias estatales, así como de defensores de los derechos de personas con discapacidades y adultos mayores, que buscan lograr que California se convierta en el estado más inclusivo del país para el año 2030.

Las personas mayores de 65 años son una de las poblaciones de más rápido crecimiento en California. Se prevé que para el 2030 la población de ancianos del estado llegará a 8.6 millones. En la próxima década, los adultos mayores serán más de una cuarta parte de la población de California.

“Debemos seguir creando la capacidad y la infraestructura necesaria a nivel estatal para que todos los californianos tengan acceso a los cuidados y servicios y a la independencia económica que exigen y merecen”, dijo DeMarois.

El Plan Maestro para el Envejecimiento de California se puso en marcha el 6 de enero de 2021 mediante una orden ejecutiva del gobernador Gavin Newsom. Se trata de un plan de 10 años que hace frente a las desigualdades que existen actualmente para los adultos mayores y las personas con discapacidades.

En los últimos 18 meses se han puesto en marcha más de 132 iniciativas para darle mayor apoyo al plan, que se centra en cinco objetivos principales: viviendas asequibles para los ancianos; asequibilidad general del costo de vida para las personas con ingresos fijos; un nuevo enfoque y visión para la atención de salud; apoyo a los cuidadores; e inclusión para todas las personas mayores.

La Legislatura del Estado ha aprobado varios proyectos de ley “favorables a las personas de edad avanzada y a las personas con discapacidades” para aumentar las viviendas asequibles, mejorar el acceso a la atención de salud, ampliar los servicios de asistencia y apoyo a largo plazo y reforzar el apoyo al personal de atención directa.

La Legislatura del Estado también ha asignado varios miles de millones de dólares para apoyar los programas de vivienda asequible para las personas mayores, junto con la ampliación de los servicios de atención en el hogar, los programas de alimentos, la prevención de caídas y otros programas de apoyo.

De izquierda a derecha: Kim Johnson, directora del Departamento de Servicios Sociales de California, Kim McCoy Wade, asesora principal del gobernador en temas sobre envejecimiento, la discapacidad y el Alzheimer, y Susan DeMarois, directora del Departamento de Envejecimiento de California. (Foto cortesía de la CDA)

La oradora principal, Ashton Applewhite, autora de “This Chair Rocks“, habló de la terrible discriminación generalizada que sufren las personas mayores y discapacitadas, de las que dijo que muchas veces son tratadas como “invisibles”, especialmente en el mundo laboral y en la atención de salud.

“La edad y la discapacidad no son el problema. El problema es la discriminación”, declaró Applewhite.

Las personas de 65 años o más representan el 80% de las muertes por Covid, y sin embargo el sistema de salud estadounidense responde de forma discriminatoria cuando se trata de la edad, señaló la escritora.

“El impacto global, letal y medible, de la discriminación basada en la edad y la discriminación contra las personas con discapacidades (“ageism” y “ableism”) es que vemos a las personas mayores y discapacitadas como miembros menos valiosos de la sociedad”, dijo Applewhite.

En la mañana de la conferencia, varios defensores de los derechos de personas con discapacidades y adultos mayores presentaron sus recomendaciones para ampliar el plan maestro.

Varios ponentes señalaron que la vivienda asequible es especialmente importante. En todo Estados Unidos, más del 50% de las personas sin hogar son mayores de 50 años y se quedaron sin hogar después de tal edad.

Los más perjudicados son los inquilinos: el costo de la vivienda se ha disparado un 15%, pero los ajustes del costo de vida de los ingresos fijos no han seguido el mismo ritmo. Según la organización “Justice in Aging” (“justicia para el envejecimiento”), los inquilinos negros de edad avanzada son los más propensos a sufrir la imposibilidad de pagar el alquiler y son el grupo más grande de la población de personas sin hogar de California.

“Los adultos mayores han sido prácticamente expulsados del mercado de alquiler. Tenemos que mantener a las personas en las viviendas que ya tienen. Sin un hogar, no puede haber servicios de apoyo en el hogar”, dijo Patti Prunhuber, abogada especializada en vivienda de “Justice in Aging”.

Debbie Toth, presidenta y consejera delegada de “Choice in Aging”, participó para abogar por mejoras en los sistemas de transporte público para atender a las personas ancianas y discapacitadas. “Si tienes un techo sobre tu cabeza pero no puedes llegar a la tienda de alimentos, no puedes vivir y prosperar en tu comunidad”. El Dr. Mark Ghaly, Secretario de la Agencia de Salud y Servicios Humanos de California, moderó un panel de presentadores sobre la implementación del plan maestro. Entre los presentadores se encontraban: El senador Richard Pan, médico que representa regiones de Sacramento y el condado de Yolo en el Senado del estado de California; el miembro de la Asamblea Joaquín Arámbula, médico que representa a Fresno; y Melinda Grant, subsecretaria de la Agencia de Empresas, Servicios al Consumidor y Vivienda de California.

Dr. Mark Ghaly, Secretario de la Agencia de Salud y Servicios Humanos de California (Crédito de la foto: Sunita Sohrabji)

Pan indicó que los programas de apoyo a las personas mayores y discapacitadas de California estaban creciendo rápidamente, pero todavía no lo suficientemente rápido. Recomendó un aumento anual del 5% para los programas de apoyo y servicios a largo plazo.

El senador Pan, que es médico y político, también habló sobre la necesidad de mejorar los servicios de apoyo a las personas que asisten a las personas mayores. “Mi madre y padre viven cerca. Muchas veces es difícil encontrar la mejor manera de apoyarlos”.

Arámbula elogió la expansión que Newsom propone para el programa estatal Medi-Cal. En junio, el gobernador firmó una asignación presupuestaria de $307,900 millones de dólares que hará que todos los adultos de bajos ingresos sean elegibles para Medi-Cal a partir del año 2024, incluidos los inmigrantes indocumentados.

“Hay mucha gente indocumentada que no tiene acceso a la atención médica que necesita. Estoy muy agradecido al gobernador Newsom por ampliar Medi-Cal sin importar el estatus migratorio”.

En una entrevista con EMS, después de la conferencia, Ghaly subrayó: “Covid ha sido el gran revelador de las disparidades en la atención de salud en nuestro estado, sobre todo para nuestros residentes mayores y discapacitados”.

“Lamento cada día la muerte de 96,000 personas a causa de la pandemia”, dijo Ghaly. Sin embargo, señaló que la “sacudida” que ocasionó la pandemia presentó oportunidades para reevaluar y reajustar el sistema de atención de salud, incluyendo la ampliación del acceso a la telesalud.

El Director del Departamento de Rehabilitación, Joe Xavier, moderó un panel durante la tarde, el cual ofreció perspectivas personales por parte de personas discapacitadas y sus cuidadores.

“Cuando era chico, muchas veces oía a la gente decir: ‘Prefiero estar muerto que estar discapacitado’“, dijo Xavier, que es ciego. “Espero que llegue el día en que las conversaciones normalicen las discapacidades para que sea parte de la estructura social al igual que todas las demás características que nos hacen ser quienes somos como seres humanos”.

Simone Nazzal, que cuida a su madre (quien sufre de demencia), habló de la necesidad de apoyar a los asistentes y cuidadores de las personas mayores, una pieza clave del Plan Maestro. “Esperamos que todos los asistentes y cuidadores sean capaces de sonreír y hacer su trabajo de apoyo a otra persona sin que les afecte negativamente a ellos mismos. Eso no es justo”, dijo.

“Busquen ayuda tan pronto como puedan. No deben dejar de hacerlo. Necesitas cuidarte a ti mismo”, dijo Nazzal. Hay más de cinco millones de asistentes y cuidadores familiares en California, según la Asociación de lucha contra el Alzheimer.

Media Briefings

spot_img

Random Flow